▷ Radiadores eléctricos ¡Preparando el duro invierno!

La calefacción es uno de los equipamientos más importantes de todas las viviendas, radiadores, toalleros, chimeneas, suelo térmico … No es casualidad que la palabra hogar denomine tanto nuestra casa. Como el lugar en el que se realiza el fuego para calentar nuestra casa. Resulta que la humanidad comenzó a reunirse en torno a esa fuente de calor para pasar los días más duros del invierno.

Poco a poco hemos ido adaptando ese calor a nuestras necesidades. Buscamos soluciones más eficientes y segura que la hoguera. Actualmente contamos con una infinidad de sistemas de calefacción. Dependiendo de la fuente emisora de calor y la fuente receptora de energía. En este artículo vas a encontrar todas las soluciones que existan para calentar el hogar así como sus ventajas, inconvenientes y sus características más importantes. ¡Para que no te quedas con ninguna duda!.

Calderas.

Son elemento principal de los sistemas de calefacción de radiadores y suelo radiante por agua. Muchos expertos afirman que las temperaturas a las cuales hay que impulsar el agua en estas dos tipologías de calefacción son distintas. En concreto en una instalación de radiador hay que impulsar el agua a una temperatura que oscila entre los 70 y los 80 grados. Con los radiadores tradicionales o entre 45 y 50 grados si hablamos de versiones de baja temperatura. En el caso de las instalaciones con suelo radiante la temperatura de impulsión se encuentra entre los 30 y 35 grados.

 

La tecnología de condensación ha sido la innovación que más ha impactado en los últimos años. Este hecho se produce puesto que las calderas de condensación encajan perfectamente en las instalaciones de radiadores. Ya sean del tipo que sean tanto instalaciones antiguas cómo en instalaciones nuevas.

En el caso de las instalaciones nuevas ya habrán sido calculadas para cumplir con los requisitos relativos que aseguren un beneficio de la condensación de la caldera. Sin embargo en las instalaciones antiguas se debería colocar una sonda exterior para que en función de la temperatura se caliente el agua en la instalación de calefacción asegurando que en el mayor tiempo de funcionamiento la temperatura más baja posible intentando afectar lo menos posible el confort del usuario. En el caso de las instalaciones suelo radiante donde la temperatura del sistema siempre es baja la conversación queda garantizada por diseño el sistema. Cualquier caldera encaja bien con los radiadores pero las calderas de condensación admiten mayor ahorro.

Ventajas e inconvenientes

Las calderas de condensación se consideran como un generador ideal de calor. Universal para todo tipo de instalaciones de calefacción indistintamente sí son mediante radiadores de alta o baja temperatura o para usarlo con suelo radiante. Este tipo de calderas presenta ventajas en casi cualquier aspecto comparativo. De rendimiento, tamaño, peso, nivel sonoro, etc. Se adaptan a cualquier rango de temperatura aunque el óptimo rendimiento se consigue en instalaciones que trabajan a baja temperatura.

Radiadores de agua.

Los radiadores de agua han sido desde siempre los amigos preferentes de las calderas. Por lo que se trata del sistema de calefacción doméstico más empleado. Aunque existen en el mercado otras alternativas para la calefacción del hogar. Los radiadores consiguen mantener una posición privilegiada a la hora de su elección como calefacción. Esto es provocado porque los radiadores son una solución muy recomendable sobre todo para viviendas grandes el consumo es mayor.

Debido a que es el sistema que mejor conserva el calor residual. Además, los radiadores ofrecen una gran comodidad y moderar el consumo energético por lo que el rendimiento de este sistema de radiadores es muy elevado. Otra de las ventajas de los radiadores de agua frente a otros sistemas es su baja inercia térmica. De modo que se alcanza rápidamente la temperatura de un sitio a cambiar proporcionando muy rápida una sensación de confort. Además, se trata de un producto del que se tiene muchísima experiencia ya que es un sistema tradicional y con una elevada implantación.

Ventajas e inconvenientes

De ahí que sea un elemento fácil de instalar genera confianza tanto en el montador del radiador como en el usuario final del producto. Ya que estos aún qué son instalaciones muy duraderas con una fiabilidad muy grande. Por ese motivo este tipo de instalaciones se llevan haciendo más de 50 años en España. Otro motivo por el que tienen una gran aceptación en el mercado de la calefacción existen gran variedad de calidad de materiales: Chapa de acero, hierro fundido, aluminio. También existe gran variedad de modelos, colores y medidas. Esto permite buscarles un sitio privilegiado en nuestro hogar.

En cuanto a los inconvenientes. Podemos señalar la poca disponibilidad de las corriente en determinadas zonas por lo que este existe la instalación de un depósito de gas o gasóleo.

Suelo radiante por agua

Suelo radiante es una opción que está teniendo un nuevo auge en España. Con una implantación algo más tardía que en el resto de Europa. Aunque si llegar a los niveles el países cómo Alemania, Suiza o Dinamarca. Se puede observar un elevado crecimiento en los últimos tiempos. Esto se ha conseguido gracias a las múltiples aplicaciones para su instalación tanto en viviendas nuevas como en viviendas rehabilitadas y se puede ofrecer una solución específica que satisfaga las necesidades de cada cliente.

Es un sistema qué cuenta con bastantes ventajas. Como por ejemplo la mejora del confort térmico, la valencia, canción de emisiones de CO2, la homogeneidad de temperatura, la ausencia de corrientes de aire, no se genera polvo. Aunque uno de los motivos principales por los que se suelen escoger el suelo radiante es el ahorro económico. Gracias a que este sistema expande uniformemente la temperatura por todas las estancias de la casa.

En cuanto a los inconvenientes. Podemos señalar dos principalmente: el primero de ellos es que debido a la distancia entre los tubos no es posible cubrir completamente la demanda térmica necesaria puesto que esta limitación no permite al líquido refrigerado conservar la temperatura de ida y retorno. El segundo inconveniente. Podemos señalar que es un sistema de calefacción económico en cuanto a gasto de energía. Pero instalación es bastante más costosa qué los radiadores.

Emisores térmicos eléctricos.

Estos equipos son la mejor alternativa a los tradicionales sistemas hidráulicos. Además, son una excelente solución en los sitios en los que solo hay electricidad y no existe otro tipo de combustible. Los emisores térmicos se presentan como la mejor solución. Además la instalación es la más sencilla de todos los tipos de calefacción. Permite regular la temperatura de forma individual en cada aparato y por lo tanto conseguir un confort individual en cada estancia de la casa de forma cómoda y sencilla. Por lo que todos aquellos aparatos de calefacción qué mayor control se ejerza en el consumo energético de forma individual puede suponer una mejor alternativa que no es que no permiten este control.

Además de todo lo anterior ni que decir tiene que al tratarse de aparatos eléctricos no generan ningún tipo de residuo de emisión medioambiental. Puesto que se tratan de energías limpias lo qué permite ser más respetuosas con el medio ambiente que aquellos que emplean otro tipo de combustible.

Hay que tener varios aspectos en cuenta para conseguir el mejor rendimiento de la instalación de los radiadores eléctricos. Hay que tener en cuenta entre otros la zona climática, el nivel de aislamiento y la localización del hogar en cuanto a la orientación a la hora de diseñar un sistema de calefacción por emisores térmicos eléctricos. Lo primero y principal realizar un buen cálculo térmico de la vivienda. Con el fin de instalar la potencia adecuada puesto que es sí la potencia es inferior a la deseada el usuario de la vivienda en épocas de frío percibirá una sensación de menor confort en la vivienda.

Bomba de calor

Quizá, este  es el sistema de calefacción menos empleado en nuestro país. Pese a este hecho poco a poco va creciendo su implantación en España. Entre estos debemos diferenciar principalmente los equipos de aire-aire de los equipos de aire-agua.

Los equipos electrónicos pueden ser instalados en cualquier inmueble. Pero lo cierto es que su mayor uso es en viviendas unifamiliares y generalmente de obra nueva.

En cuanto a las principales ventajas podemos encontrar la eficiencia y el ahorro energético que proponen debido a un buen aprovechamiento de la energía procedente de fuentes renovables. En funcionamiento de la bomba de calor es sencillo. Mediante un proceso de gestión interno la bomba de calor saca el calor del aire exterior calentado por el sol y lo introduce dentro de la vivienda. Además es importante recalcar que la bomba de calor combina tanto calefacción, aire acondicionado y producción de ACS todo ello en un mismo aparato.

Estufas y chimeneas de leña

Las chimeneas y estufas de leña han sido durante muchos años la única solución para combatir el frío en los hogares. Aunque han surgido sistemas de calefacción el uso de chimeneas y estufas de leña sigue siendo notable en España. Sin Embargo elementos como del precio de la calefacción hace que este tiempo sea más utilizada. Puesto que tiene un coste económico más barato. Este tipo de instalaciones se realizan principalmente en viviendas independientes. Como casas, chalet, viviendas unifamiliares ya que necesitan una salida de humos cubierta y es una instalación compleja si se trata de un bloque de pisos.

En la actualidad han surgido diferentes sistemas dentro de este tipo. Gran parte de las chimeneas funcionan a leña. Pero en los últimos tiempos las estufas a gas y las chimeneas de pellet de serrín.

Las chimeneas y estufas cuentan con muchas ventajas. Como por ejemplo que en épocas de sensibilidad ante el precio de los diferentes sistemas energéticos. La leña, sigue siendo el combustible biomasa más económico. Es un combustible barato, abundante y en una potencia calorífica mucho mayor que los combustibles fósiles. Además es una fuente de energía limpia y renovables ya que el dióxido de carbono generado es asumido por los árboles para convertirlo en oxígeno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *